“Las grandes historias no solo se cuentan, si no que se cuentan una y otra vez.”-Robert Mckee

Experiencias. Creativas, valiosas y memorables. Es lo que generan las marcas que buscan conectar con personas, no con clientes. A través del storytelling, una marca puede crear curiosidad, interés, o un deseo enorme por vivir una experiencia sin siquiera tener que explicar lo que vende. Porque lo que está comunicando no es información sino una emoción, y eso, al final, es lo que conecta a las personas y les hace elegir una cosa sobre otra.

Estos son 5 ejemplos de marcas o personas que entendieron el poder del Storytelling:

1 | El crucero del amor

En 1975, la Britain´s Peninsular and Oriental Steam Navigation Company (P&O), le pidió al famoso productor Aaron Spelling, que uno de sus barcos, el Pacific Princess, fuera la locación para su nueva serie de televisión, El crucero del amor. Los escritores no se propusieron vender vacaciones en crucero. Lo que hicieron fue crear una comedia romántica que enganchó a miles de familias con una trama que unía el sentimiento de diversión y amor con el Pacific Princess.

No es de sorprender, que gracias a esta serie, la compañía pasó de tener 2 barcos en su flota en 1975, a tener 18, multiplicando su ganancia anual en un 9,000 por ciento. Éste es un ejemplo precursor para analizar cómo algunos visionarios le apostaron a contar una buena historia aportando entretenimiento a una audiencia que potencialmente podía consumir las vacaciones que ofrecían.

 

2 | #ShareTheLoad (Comparte la carga)

¿Por qué lavar la ropa solo es un trabajo para las mujeres? Esta fue la pregunta que disparó la campaña “Share the load” (comparte la carga) del detergente Ariel en la India. En una sociedad en la que el 70% de los hombres tiene la creencia de que las tareas del hogar y específicamente lavar la ropa corresponde a las mujeres, esta campaña incendió la conversación de inequidad de género y tuvo más de 50 millones de vistas en 50 días. Además, más de 2 millones de hombres visitaron el sitio de Ariel y firmaron la petición de “Share the load” para convertirse en parte de la solución. Por supuesto, el impacto social del storytelling de esta campaña llevó a Ariel en India a crecer 75% año tras año.

 

3 | Red Bull – la vida al extremo

Red Bull entendió quiénes eran las personas que consumían su bebida: hombres jóvenes que viven para hacer deportes extremos y que lo que quieren sentir es una “energía frenética”. La  estrategia de esta marca se centra en el punto de vista de sus propios consumidores, como si ellos mismos fueran los protagonistas de las historias. En su página web se pueden encontrar videos de varios deportes extremos, como el ejemplo que pongo aquí abajo, en el que acompañamos al ciclista de montaña Claudio Caluori a través del sendero hiper angosto de una montaña. Después de minutos de alto riesgo y adrenalina pura, lo vemos descender hasta la meta y ahí aparece el logo de Red Bull que conecta perfecto con el sentimiento que nos hizo experimentar segundos antes. 

 

4 | La guitarra de Dave Carroll

Esta es un ejemplo de cómo una historia también puede afectar la reputación de una marca. En este caso se trata de United Airlines quienes en un descuido muy desafortunado, hicieron volar por los aires la guitarra de Dave Carroll, integrante de la banda Sons of Maxwell. Después de hacer un reclamo burocrático por 9 meses y no obtener respuesta, el muy enojado vocalista les advirtió que escribiría una canción para que todo el mundo se enterara del trato que la aerolínea daba a sus pasajeros. Y así fue, y le salió tan bien que 8 millones de personas vieron el video y la compañía perdió 10% de su valor de mercado, costándole a los accionistas una pérdida de alrededor de 180 millones de dólares. ¿No hubiera sido más sencillo simplemente reponerle su guitarra?

 

5 | #LikeAGirl (Como niña)

Esta es una campaña muy conocida, incluso fue el primer comercial de productos femeninos en aparecer en un Super Bowl (2015). En esta campaña para las toallas femeninas Always, Procter & Gamble apela al insulto de “corres como niña” o “peleas como niña” para mostrar cómo está normalizado degradar a las mujeres y cómo afecta en particular, a las niñas adolescentes. El objetivo de la campaña es hacer un cambio de percepción a nivel cultural, en el que “como niña” se convierta en símbolo de fuerza femenina. El video en YouTube se vio más de 100 millones de veces en 150 países, y el hashtag #LikeAGirl fue replicado infinitamente por mujeres que convirtieron a Always en una marca con sentido.

* Y por último, aquí dejo un extra que incluyo porque en primer lugar tiene música de Nick Drake; y en segundo, porque la historia apela a la nostalgia de un momento de la vida con el que muchos se pueden relacionar. (Ah, y fue nombrado uno de los 10 mejores comerciales de autos en los últimos 25 años por OneClub.)

Si antes las empresas gastaban millones en publicidad y en pautas, hoy la inversión está en la creatividad de crear historias que inspiren, siendo los mismos usuarios los que difunden y comparten. La curiosidad del ser humano es infinita, y el poder de una historia para inspirarnos también lo es. Entendiendo el Storytelling y creando una estrategia de comunicación auténtica, un proyecto, negocio o marca tiene el enorme potencial de crear afinidad con una comunidad y al mismo tiempo tocarla en formas que enriquezcan su vida.

Por Iliana Pichardo Urrutia

Si te fue útil éste post y quieres saber más sobre storytelling, narrativa transmedia y producción, suscríbete a nuestro newsletter y déjanos tu comentario. Todo el tiempo escribimos sobre estos temas y lo que a nosotros nos ha funcionado en este mundo de las historias y la mejor forma de narrarlas.

Por favor, introduce tu correo electrónico, así podemos contactar contigo.

Comparte esta entrada