“En ese momento no sabíamos que estábamos haciendo transmedia pero la historia que contamos trascendió las limitaciones de un único medio que tuvo un impacto grande en una comunidad.” 

Transmedia es un término que comenzó a utilizarse hace apenas unos años, pero en realidad, desde el inicio de Buñuelos comenzamos a trabajar de este modo de manera orgánica.  

En ese momento no sabíamos que estábamos haciendo transmedia pero la historia que contamos trascendió las limitaciones de un único medio que tuvo un impacto grande en una comunidad. 

Todo comenzó por un material de archivo que llegó a nosotros en el 2007. Documentos, fotos y videos que mostraban fragmentos de la Unidad Habitacional Santa Fe, construida bajo un prototipo modernista y socialista por el arquitecto Mario Pani (conocido por otras obras como las Torres de Satélite y parte de Ciudad Universitaria). Aquel proyecto arquitectónico, con los años fue quedando arrinconado dentro de la polarización social.

 A 50 años de su fundación, existía un interés de la comunidad misma por crear una pieza que ayudara a recuperar su identidad, tocando tanto las zonas de conflicto del espacio habitacional como los aspectos colectivos de la vida en comunidad. Con este fin nos involucramos en este proyecto. 

El documental

A la recopilación de archivo le siguieron entrevistas que realizamos a los vecinos. El resultado de ambas fue Un tostón para la Unidad Santa Fe (2008), un documental comunitario hecho por los vecinos para los vecinos, así lo describió el antropólogo Pablo Landa, quien se encontraba realizando una investigación para su doctorado en Antropología de la arquitectura en este mismo lugar. Su tema de análisis era la influencia que los edificios tienen en la comunidad y el modo en que los habitantes se representan y definen a sí mismos. 

Lo transmedia

La historia de la Unidad Santa Fe se expandió desde el momento en que estrenamos el documental el día del aniversario 50 de la Unidad. Organizamos un evento en la plaza central que reunió a bandas de música y a gran parte de los vecinos. Ese día también inauguramos una exposición fotográfica con el material de archivo recabado.

El documental se distribuyó en DVD y también formó parte de la selección del festival DocsMX (2008). Más tarde, a través de YouTube, tuvo un mayor alcance entre la comunidad, generando incluso algunos remakes realizados por generaciones más jóvenes que utilizaron sus celulares para recrear escenas bizarras del documental y subirlas a la misma plataforma. A raíz de esta experiencia, también fundamos más tarde, con ayuda de FICUNAM (Festival Internacional de Cine UNAM) y la Delegación Álvaro Obregón, el Cineclub Unidad Santa Fe. 

Distintas capas, distintos canales, distintos medios para conseguir un alcance profundo en una comunidad: una historia expandida a través de la narrativa transmedia.

Para entonces, los primeros integrantes de Buñuelos nos dimos cuenta del poder que las grandes historias tienen para cambiar la realidad y decidimos, desde distintas disciplinas –antropología, cine, creación literaria, fotografía–, fundar esta comunidad creativa para seguir produciendo y contando historias, mismas que han ido encontrando distintos formatos, medios y plataformas para expresarse en estos trece años, sumando amigos artistas desde México hasta Argentina. 

Cuando una comunidad se ve reflejada y las personas que la integran cumplen un rol activo, las historias personales se desbordan y se siguen compartiendo porque son testimonios de lo que une a las personas que integran a esa comunidad.

 

Aquí les dejamos el documental completo:

 

 

Por Iliana Pichardo Urrutia

Si te fue útil este post y quieres saber más sobre storytelling, narrativa transmedia y producción, suscríbete a nuestro newsletter y déjanos tu comentario. Todo el tiempo escribimos sobre estos temas y lo que a nosotros nos ha funcionado en este mundo de las historias y la mejor forma de narrarlas.

Por favor, introduce tu correo electrónico, así podemos contactar contigo.

Comparte esta entrada